Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Etapas de las úlceras por presión: Para el personal del hospital

La evaluación de las úlceras por presión incluye describirlas, documentarlas y hacer un seguimiento de su evolución. Los sistemas de estadificación o determinación de la etapa en que se encuentra la úlcera le servirán como guía en este proceso. Esta hoja presenta información general sobre la estadificación y el tratamiento de las úlceras por presión. Asegúrese de seguir las recomendaciones de su proveedor de atención médica según lo que establece el Panel Consultivo Nacional para las Úlceras por Presión (National Pressure Ulcer Advisory Panel, NPUAP).

No se olvide de: Evaluar, Describir y Documentar

Lesión de tejido profundo

Pigmentación persistente y no blanqueable de un rojo intenso, marrón o violeta

Piel intacta o no intacta con un área localizada con pigmentación persistente y no blanqueable de un rojo intenso, marrón o violeta, o una separación epidérmica que revela una herida oscura o una ampolla llena de sangre. Con frecuencia, los cambios en el color de la piel son precedidos por dolor y cambios de temperatura. La decoloración se puede presentar de manera diferente en las pieles de tonos más oscuros o con más pigmentación (los cambios en el color o el enrojecimiento de la piel pueden ser difíciles de reconocer y pueden cambiar respecto a otras áreas de piel de los alrededores). Esta lesión es el resultado de una presión intensa o prolongada y de las fuerzas de fricción en la conexión entre el hueso y el músculo. La herida puede evolucionar con rapidez y revelar la extensión real de la lesión de tejido, o se puede curar sin pérdida de tejido. Si hay tejido necrótico, tejido subcutáneo, tejido granular, fascia, músculos u otras estructuras subyacentes visibles, eso indica una úlcera por presión con pérdida del espesor total de la piel (etapa indeterminable, tercera o cuarta etapa). No use la sigla DTPI para describir afecciones vasculares, traumáticas, neurológicas o dermatológicas (NPUAP, 2016)

Objetivo: Determinar el grado de la lesión, promover el aporte de sangre a la zona y prevenir el deterioro adicional de la piel.

  • Redistribuir la presión.

  • Evitar las desolladuras, la fricción y la acumulación de humedad.

  • Evaluar al paciente según las recomendaciones de la organización.

  • Informar al proveedor de atención médica si la herida causa dolor.

  • Buscar señales de infección: enrojecimiento, dolor, exudado, aumento de la temperatura, olor, fiebre.

  • Hablar sobre la úlcera por presión con el proveedor de atención médica.

  • Aplicar un apósito para reducir el riesgo de mayores daños.

Primera etapa

Piel intacta con un área localizada de eritema no blanqueable que podría verse diferente en pieles con pigmentación más oscura. Los cambios visuales podrían estar precedidos por la presencia de eritema blanqueable o de cambios en la sensación, temperatura o firmeza. Los cambios de color no incluyen descoloración marrón o violeta; estos podrían indicar lesión por presión profunda del tejido (NPUAP, 2016). Nota: En las pieles de tono más oscuro puede ser difícil determinar si hay blanqueo. El área afectada puede ser de un color diferente al de la piel a su alrededor.

Objetivo: Reducir el riesgo de que la úlcera empeore y promover el aporte de sangre a la zona.

  • Redistribuir la presión.

  • Evitar las desolladuras, la fricción y la acumulación de humedad.

  • Hablar con el proveedor de atención médica según las instrucciones.

  • Informar al proveedor de atención médica si la herida causa dolor.

  • Buscar señales de infección: enrojecimiento, dolor, exudado, aumento de la temperatura, olor, fiebre.

  • Hablar sobre la úlcera por presión con el proveedor de atención médica.

  • Aplicar un apósito protector para reducir el riesgo de mayores daños, si se lo indican.

  • Limpiar y humedecer ligeramente la piel. Nota: No masajear nunca la zona afectada. Esto puede causar más daño a los tejidos.

Segunda etapa

Pérdida del espesor parcial de la piel con la dermis expuesta. La herida es viable, rosada o roja, húmeda y es posible que también se presente como una ampolla intacta o rota llena de suero. El tejido adiposo (grasa) no es visible y los tejidos profundos no son visibles. No hay presencia de tejido granular, esfacelos o escaras. Generalmente, estas lesiones son el resultado del microclima adverso y las fricciones de la piel en la zona de la pelvis y los talones. Esta etapa no debe usarse para describir las lesiones de la piel asociadas con la humedad (MASD), incluidas la dermatitis asociada a la incontinencia (DAI), dermatitis intertriginosa (DIT), las lesiones en la piel asociadas con el uso de adhesivos médicos (MARSI) o las heridas traumáticas (laceraciones en la piel, quemaduras, abrasiones) (NPUAP, 2016).

Objetivo: Mantener la herida limpia y humedecida para prevenir la infección y promover la curación. Reducir el riesgo de que la úlcera empeore y promover el aporte de sangre a la zona. Prevenir las lesiones con pérdida del espesor total de la piel y promover la curación.

  • Redistribuir la presión.

  • Evitar las desolladuras, la fricción y la acumulación de humedad.

  • Hablar con el proveedor de atención médica según las instrucciones.

  • Informar al proveedor de atención médica si la herida causa dolor.

  • Buscar señales de infección: enrojecimiento, dolor, exudado, aumento de la temperatura, olor, fiebre.

  • Hablar sobre la úlcera por presión con el proveedor de atención médica.

  • Aplicar un apósito para reducir el riesgo de mayores daños.

  • Aplicar un apósito para mantener la herida humedecida y promover la curación.

  • Usar Skin Prep para proteger la piel frágil del contacto con los adhesivos.

  • Reevaluar la nutrición.

Tercera etapa

Pérdida del espesor total de la piel en la que el tejido adiposo (grasa) es visible en la úlcera y el tejido granular y la epíbole (bordes enrollados de las heridas) siempre están presentes. Los esfacelos o las escaras podrían estar visibles. La profundidad del daño del tejido varía según su ubicación anatómica; las áreas con mucha adiposidad pueden desarrollar heridas profundas. Se puede producir socavado o túnel subcutáneo. La fascia, los músculos, tendones, ligamentos, cartílagos o huesos no están expuestos. Si los esfacelos o las escaras dificultan el cálculo de la extensión de la pérdida de tejido, esta es una lesión por presión de etapa indeterminable (NPUAP, 2016). 

Objetivo: Mantener la herida limpia y humedecida para prevenir la infección y promover el crecimiento de tejido nuevo.

  • Redistribuir la presión.

  • Evitar las desolladuras, la fricción y la acumulación de humedad.

  • Hablar con el proveedor de atención médica según las indicaciones.

  • Informar al proveedor de atención médica si la herida causa dolor.

  • Buscar señales de infección: enrojecimiento, dolor, exudado, aumento de la temperatura, olor, fiebre.

  • Hablar sobre la úlcera por presión con el proveedor de atención médica.

  • Aplicar un apósito para reducir el riesgo de mayores daños.

  • Si resulta necesario, eliminar el tejido muerto (desbridamiento) con un proveedor de atención médica o especialista en heridas.

  • Absorber la supuración.

  • Llenar la cavidad de la úlcera con el apósito adecuado.

  • Evaluar la necesidad de consultación nutricional.

Cuarta etapa

Pérdida del espesor total la piel y pérdida del tejido con fascia, músculo, tendón, ligamento, cartílago o hueso palpable de forma directa en la úlcera. Los esfacelos o las escaras podrían estar visibles. Con frecuencia, se producen epíbole, socavado o túnel subcutáneo. La profundidad varía según la ubicación anatómica. Si el esfacelo o la escara dificultan el cálculo de la extensión de la pérdida de tejido, esta es una lesión por presión de etapa indeterminable (NPUAP, 2016).

Objetivo: Mantener la herida limpia y humedecida para prevenir la infección, reducir la supuración, eliminar el tejido muerto y establecer un entorno favorable para promover el crecimiento de tejido nuevo.

  • Redistribuir la presión.

  • Evitar las desolladuras, la fricción y la acumulación de humedad.

  • Reevaluar al paciente según las recomendaciones de la organización.

  • Informar al proveedor de atención médica si la herida causa dolor.

  • Buscar señales de infección: enrojecimiento, dolor, exudado, aumento de la temperatura, olor, fiebre.

  • Hablar sobre la úlcera por presión con el proveedor de atención médica.

  • Aplicar un apósito para reducir el riesgo de mayores daños.

  • Hablar con el proveedor de atención médica, según las indicaciones.

  • Informar si hay compromiso óseo

  • Tratar la infección con antibióticos, si se lo indican.

  • Hablar con el proveedor de atención médica para determinar si se necesita cirugía.

Etapa indeterminable

Pérdida del espesor total de la piel y pérdida del tejido en la que el grado del daño al tejido en torno a la úlcera no se puede confirmar porque está cubierto por los esfacelos o las escaras. Si se quita el esfacelo o la escara, se verá una úlcera por presión en tercera o cuarta etapa. Una escara estable (es decir, seca, adherente, intacta, sin eritema ni fluctuación) en los talones o las extremidades isquémicas no debe ser ablandada ni removida(NPUAP, 2016).

Objetivo: Tras la remoción del esfacelo o la escara, determinar la etapa, proporcionar un entorno húmedo y prevenir el deterioro adicional.

  • Eliminar el tejido muerto (desbridamiento) y, si es necesario, consultar con un proveedor de atención médica o especialista en heridas.

  • No desbridar el talón a menos que haya señales de infección. Para el desbridamiento de la herida, hacer un seguimiento con el proveedor de atención médica.

  • Reevaluar la etapa de la úlcera una vez que la base resulte visible.

  • Informar al proveedor de atención médica si la herida causa dolor.

  • Buscar señales de infección: enrojecimiento, dolor, exudado, aumento de la temperatura, olor, fiebre.

  • Hablar sobre la úlcera por presión con el proveedor de atención médica.

Para obtener más información

Para obtener más información, visite la aplicación móvil con Recursos para las úlceras por presión.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library