Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Qué es el síndrome del intestino irritable (IBS)

Las personas que tienen el síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés) tienen tractos digestivos que normalmente reaccionan a ciertas sustancias o al estrés. Esto produce síntomas como retorcijones, gas, hinchazón, dolor, estreñimiento y diarrea. A veces también se le llama “colon espástico” y es una condición médica común.

Contorno de una figura humana donde puede verse el sistema digestivo. El estómago descompone los alimentos. El intestino delgado absorbe los nutrientes y envía los desechos al colon. El colon (intestino grueso) absorbe el agua de los desechos y los expulsa del cuerpo. El recto es donde se guardan los desechos antes de salir del cuerpo.
Las contracciones musculares mueven los alimentos a través del tracto digestivo.

IBS: un problema de motilidad

El movimiento muscular que hace que pase la comida a través del tracto digestivo se llama motilidad. Cuando se tiene IBS, la motilidad normal del tracto digestivo, sobre todo del colon, se ve afectada. La motilidad puede acelerarse, o hacerse más lenta e irregular. Si las heces pasan demasiado rápido por el colon, no se absorbe suficiente agua, y como resultado las deposiciones pueden ser blandas y aguadas (diarrea). Por lo contrario, si las heces pasan demasiado lentamente por el colon se absorbe demasiada agua y las deposiciones se hacen duras y secas (estreñimiento). Además, las heces y el gas pueden retroceder, produciendo una presión y retorcijones dolorosos.

Qué causa el IBS

  • Fumar, comer ciertos alimentos, el alcohol o las bebidas con cafeína pueden causar síntomas de IBS.

  • El estrés o la ansiedad puede contribuir a los problemas de motilidad que causan el IBS.

  • Aunque no se tiene la certeza absoluta, se cree que el IBS puede ser causado por un problema de los nervios o de los músculos del tracto digestivo.

Qué puede hacer

  • Algunos medicamentos pueden ayudar a regular la motilidad del tracto digestivo. Su proveedor de atención médica podría recetarle uno de ellos o más.

  • Los medicamentos no pueden curar el IBS; sólo pueden ayudar a manejar los síntomas.

  • Algunos medicamentos pueden empeorar el IBS. Por esto, a menos que se lo recete su proveedor de atención médica, no tome medicamentos sin consultárselo, especialmente laxantes.

  • Su proveedor de atención médica puede sugerirle cambios en el estilo de vida que pueden contribuir a controlar el IBS. Dos de los cambios más importantes son el cambio de dieta y el control del estrés.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library