Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Síndrome de fatiga crónica

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica, también llamado encefalomielitis miálgica, es una enfermedad grave a largo plazo caracterizada por un cansancio intenso, un sueño no reparador, problemas cognitivos e intolerancia a estar sentado o parado. En esta afección es fundamental el malestar posterior al esfuerzo (PEM). Esto significa que los síntomas empeoran con la actividad física o mental que va más allá de un cierto umbral (llamado paquete de energía, “energy envelope”).

El síndrome afecta a varios sistemas corporales. Puede ocasionarle incapacidad para llevar a cabo sus actividades habituales y en ocasiones, tal vez, incluso limitarlo a la cama.

¿Qué causa el síndrome de fatiga crónica?

La causa del síndrome no se conoce. Puede ocurrir de repente y durar años.

¿Quién está en riesgo de sufrir síndrome de fatiga crónica?

Debido a que se desconoce la causa, es difícil saber qué es lo que podría poner en riesgo a una persona de contraer esta afección. Sin embargo, hay ciertos factores que se observan con más frecuencia en personas con el síndrome. Estos factores incluyen:

  • Sexo. La mujer posee hasta 4 veces más probabilidades de presentarlo que los hombres.

  • Edad. Afecta frecuentemente a las personas de mediana edad, pero pueden presentarlo las personas de cualquier edad.

  • Despliegue de combate. El síndrome es más frecuente entre los miembros del servicio y los veteranos que fueron asignados al combate que aquellos que no lo fueron.

Según un informe de un Instituto de Medicina publicado en 2015, se calcula que entre 836 000 y 2,5 millones de estadounidenses sufren el síndrome, pero la mayoría de ellos no han sido diagnosticados.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de fatiga crónica?

Los síntomas que se describen a continuación son los más frecuentes del síndrome de fatiga crónica. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Estos pueden incluir:

  • Fatiga y disminución de la energía

  • Sueño no reparador

  • Malestar posterior al esfuerzo (período de intenso agotamiento y una exacerbación de otros síntomas que dura más de 24 horas después del ejercicio físico)

  • Intolerancia ortostática (incapacidad para sentarse o pararse)

  • Dolor de garganta

  • Dolor de cabeza

  • Nódulos linfáticos sensibles

  • Dolor muscular y de articulaciones

  • Problemas de memoria y de concentración

  • Escalofríos y sudores nocturnos

  • Síntomas digestivos, como el síndrome del colon irritable

Los síntomas del síndrome de fatiga crónica pueden parecerse a otras afecciones médicas. Para obtener un diagnóstico siempre consulte con su proveedor de salud.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome se diagnostica con base en varios criterios:

  1. Disminución de la función. La intensidad de la fatiga y la falta de energía conlleva a una gran disminución en la función.

  2. Duración. Los síntomas y la función disminuida continúan por al menos 6 meses.

  3. Malestar posterior al esfuerzo y sueño no reparador. Los síntomas empeoran después de la actividad física o mental y no mejoran con el reposo en cama.

  4. Problemas cognitivos y/o intolerancia ortostática. Se ven afectadas la memoria o la concentración (niebla cerebral) o empeora al sentarse o pararse.

¿Cómo se trata el síndrome de fatiga crónica?

Todavía no se ha comprobado un tratamiento específico para el síndrome de fatiga crónica que resulte eficaz. Muchos tratamientos solo alivian los síntomas del síndrome, estos deben consultarse con su proveedor de salud.

El tratamiento lo determina su proveedor de salud y está basado en:

  • Su estado de salud en general y sus antecedentes médicos

  • Alcance de la afección

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos o tratamientos específicos

  • Expectativas sobre el curso de la afección

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos cuyo objetivo es el alivio de los síntomas

  • Ejercicio aeróbico de baja intensidad que no supere su paquete de energía o el umbral en el que experimenta un malestar posterior al esfuerzo

  • Psicoterapia para ayudar a controlar los síntomas y terapia de respaldo

Cómo es la vida con síndrome de fatiga crónica

Actualmente no existe cura para el síndrome de fatiga crónica. El hecho de lidiar con la fatiga grave puede ser un desafío. Es importante que trabaje con su equipo de salud para hallar tratamientos que lo ayuden. Algunas personas encuentran útil la terapia o los grupos de apoyo.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de salud?

Si sus síntomas empeoran o presenta síntomas nuevos, hágaselo saber a su proveedor de salud.

Puntos clave sobre el síndrome de fatiga crónica

  • El síndrome de fatiga crónica se caracteriza por un cansancio intenso y falta de energía.

  • Los síntomas empeoran con la actividad física o mental.

  • Además de la fatiga grave, los síntomas incluyen incapacidad para sentarse o pararse, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, dificultad para concentrarse, sensibilidad en los ganglios linfáticos, escalofríos y sudores nocturnos.

  • El tratamiento se debe analizar con su proveedor de salud y puede incluir medicamentos, actividad física cuidadosamente controlada, suplementos y terapia.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita a su proveedor de salud:

  • Conozca el motivo de su consulta y lo que desea que suceda.

  • Antes de su consulta, escriba las preguntas que desee que le respondan.

  • Vaya acompañado para ayudarlo a hacer preguntas y recordar lo que le dice su proveedor de salud.

  • En la consulta, anote el nombre de un nuevo diagnóstico y cualquier medicamento, tratamiento o análisis nuevos. También tome nota de las instrucciones nuevas que le dé su proveedor de salud.

  • Asesórese de por qué se le receta un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo lo ayudará. También conozca cuáles son los efectos secundarios.

  • Consulte si su afección puede tratarse de otras maneras.

  • Conozca por qué se le recomienda una prueba o un procedimiento y qué significan los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se somete a la prueba o procedimiento.

  • Si tiene una consulta de seguimiento, anote la fecha, la hora y el propósito de esa consulta.

  • Sepa cómo puede comunicarse con su proveedor de salud si tiene preguntas.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 1/1/2018
Help improve the VHL. Share your opinions! Click here for brief survey

VHL Web Tour Video - Opens in a pop up window

Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library