Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Maneje los síntomas de la demencia

La demencia es el nombre que se le da a un grupo de afecciones del cerebro que causan problemas para recordar, razonar y comunicarse. Estas afecciones pueden hacer que a la persona le resulte difícil lidiar con las tareas de la vida diaria sin ayuda.

Los síntomas de la demencia pueden variar según el tipo y la causa de la demencia. Las personas con síntomas leves pueden continuar haciendo las tareas por su cuenta. Los síntomas moderados pueden hacer que le resulte difícil funcionar sin ayuda. Los síntomas suelen empeorar con el tiempo y las personas con demencia necesitarán ayuda para muchas actividades cotidianas.

Los síntomas leves pueden ser, por ejemplo:

  • Cambios en el estado de ánimo y la personalidad

  • Pérdida leve de la memoria y confusión

  • Hacer las mismas preguntas una y otra vez

  • Perderse en lugares conocidos

  • Olvidar objetos en lugares extraños

  • No poder seguir instrucciones

  • Poca capacidad de juicio

  • Problemas para encontrar las palabras correctas durante una conversación

  • Problemas para hacer planes

Los síntomas de moderados a graves pueden ser, por ejemplo:

  • Pérdida de memoria que empeora

  • Confundirse mucho respecto de la hora, la gente y los lugares

  • No cuidar bien de sí mismo, como comer mal o no bañarse

  • Problemas para reconocer a los familiares y amigos

  • Ver u oír cosas que no están (alucinaciones)

  • Creer cosas que no son ciertas (delirios)

  • Miedo a cosas que no constituyen una amenaza real (paranoia)

  • Comportamiento imprudente

  • Problema para lidiar con situaciones nuevas o para aprender cosas nuevas

  • Problema para hacer tareas que incluyen varios pasos, como vestirse 

Cómo manejar la demencia

La mayoría de los tipos de demencia no tienen cura, pero sus síntomas pueden manejarse de muchas maneras, por ejemplo:

  • Ocupándose del entorno. Una persona con demencia se sentirá mejor en un sitio calmo. También es importante hacer que la casa de la persona sea segura. Consulte Cómo cuidar a alguien con demencia: Listas de control sobre seguridad para cuidadores para obtener más detalles.

  • Manejando los problemas de conducta. Una persona con demencia a menudo tendrá conductas tales como la impaciencia, la agresión o deambular por ahí, las cuales pueden ser todo un desafío para el cuidador. Puede que usted encuentre la causa de la conducta y aprenda maneras de manejarla. Por ejemplo, puede seguir rutinas estrictas, mantener un bajo nivel de ruido y trabajar con el proveedor de atención médica de la persona para tratar las causas subyacentes de estas conductas. 

  • Manteniendo a su ser querido activo y saludable. Es importante que una persona con demencia mantenga su cuerpo y su mente sanos. Le hace bien hacer actividades sociales con sus amigos y sus familiares. La persona debería seguir ocupándose de sus actividades y pasatiempos, además de hacer ejercicio, como caminar. Es importante que coma alimentos saludables, tome los medicamentos que sean necesarios y se aplique la vacuna anual contra la gripe (flu shot) y otras vacunas.

  • Tratando los problemas comunes. Puede que su ser querido tenga ansiedad o depresión, las cuales pueden tratarse con consejería y medicamentos. Otro problema común es tener dificultades para dormir (insomnio). Puede tratarse evitando la cafeína y las bebidas alcohólicas por la tarde y la noche. Hacer actividad física durante el día también puede ayudar.  Muchos medicamentos de venta libre pueden empeorar la demencia. Consulte siempre con un proveedor de atención médica (médico, farmacéutico o enfermera) antes de comenzar con un medicamento nuevo.

Medicamentos para tratar los síntomas de la demencia

En algunos casos, pueden usarse medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas de la demencia, y hacer que la persona con demencia se sienta más cómoda. También pueden facilitarle el trabajo a los cuidadores de esa persona.

Algunos medicamentos ayudan a mejorar la memoria, el pensamiento y los aptitudes del lenguaje. Otros pueden ayudar con problemas de conducta, tales como la agresión. Además, pueden reducir las alucinaciones y los delirios. Estos medicamentos pueden funcionar para algunas personas y no para otras, y también es posible que brinden ayuda solo por un período de tiempo limitado.

Los medicamentos incluyen los siguientes:

  • Los inhibidores de la colinesterasa; por ejemplo, donepezil, rivastigmina y galantamina

  • El antagonista del receptor NMDA; por ejemplo, memantina 

Estos medicamentos tienen riesgos y efectos secundarios. En algunos casos, los problemas de conducta pueden deberse a los efectos secundarios de los medicamentos. Los medicamentos antipsicóticos se relacionan con un mayor riesgo de muerte y ataque cerebral cuando se usan en personas con demencia. Hable con el proveedor de atención médica de la persona acerca de los riesgos y beneficios de cada medicamento.

Piense en la posibilidad de un ensayo clínico

Un ensayo clínico es un tipo de estudio de investigación en el que se comprueba la efectividad de un tratamiento nuevo. Los investigadores buscan voluntarios para probar el nuevo tratamiento y registran los efectos del tratamiento. En algunos casos, es necesario que el paciente tenga que reunir ciertos criterios para poder participar del ensayo clínico. Por ejemplo, puede que los investigadores estén interesados en voluntarios con ciertos síntomas o con demencia de un tipo determinado o por una causa específica. Ningún ensayo clínico promete que efectivamente será de ayuda con la enfermedad de la persona. Puede ver más información sobre ensayos clínicos en www.clinicaltrials.gov.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 9/22/2014
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library